Warning: Illegal string offset 'icon_selection' in /home/simongomez/public_html/wp-content/plugins/simple-social-buttons/simple-social-buttons.php on line 116

Warning: Illegal string offset 'icon_style' in /home/simongomez/public_html/wp-content/plugins/simple-social-buttons/simple-social-buttons.php on line 122

Warning: Illegal string offset 'position' in /home/simongomez/public_html/wp-content/plugins/simple-social-buttons/simple-social-buttons.php on line 128
¿Se disipará la niebla de guerra en Siria? – xQué

¿Se disipará la niebla de guerra en Siria?

Aunque nada parece definitivo en respecto al conflicto sirio, los avances de la rondas diplomáticas desarrolladas en Astana (Kazajistán) y Ginebra (Suiza) abren una tenue luz de esperanza en la resolución del conflicto que comenzó en el año 2011 La expresión Niebla de guerra es utilizada en la ciencias militares para describir la confusión que [...]
Ilustración Genco Content
Aunque nada parece definitivo en respecto al conflicto sirio, los avances de la rondas diplomáticas desarrolladas en Astana (Kazajistán) y Ginebra (Suiza) abren una tenue luz de esperanza en la resolución del conflicto que comenzó en el año 2011

La expresión Niebla de guerra es utilizada en la ciencias militares para describir la confusión que se genera durante un conflicto bélico. La expresión se adapta a la perfección en esta guerra donde los bandos se confunden, los intereses se enfrentan y que suelen como tener como resultado recurrente el sufrimiento de la población envuelta en este enredo bélico.

Sin embargo, desde principios de año una tenue luz de esperanza ha surgido y la misma se ha materializado en los tímidos avances que están teniendo lugar en las charlas diplomáticas entre el gobierno sirio, los grupos opositores (Yeish al Islam, Ajrar ash Sham, Yeish al Izza), la ONU y algunas de las potencias involucradas en el conflicto (Irán, Rusia y Turquía).

Estos avances tuvieron lugar en dos ámbitos. El primero fue en las conversaciones celebradas en Astana, Kazajistán, en febrero donde algunos de los principales protagonistas (las potencias europeas no participaron y Estados Unidos envió un embajador) pudieron hablar sobre una endeble tregua y, especialmente sobre un proyecto de Constitución. 

Este proyecto constitucional fue puesto sobre la mesa por la delegación rusa, y pese a que se trata de uno de los principales aliados del gobierno sirio, en el texto plantean algunos puntos que pueden dar inicio a un dialogo entre las parte. El proyecto presentado por el Ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov en el mitin kazajo, consta de 85 artículos y plantea que los puntos fundamentales sobre los derechos de los ciudadanos según las ideas de libertad, democracia y división de poder y trata de establecer el reparto del poder entre las facciones rivales.

Aunque la propuesta rusa no pone en tela de juicio la integridad territorial del país, sí busca establecer una base de equilibrio a un  problema histórico del país: las diferencias étnicas que existen dentro del mismo. Por ejemplo se señala en uno de los artículos que “el recientemente establecido equilibrio en el estado sirio es destinado a apaciguar la históricamente arraigada rivalidad entre la minoría chií alauí gobernante del país, la mayoría sunita y varias comunidades del país, en particular los turcomanos, los circasianos, los armenios y los kurdos”.

Para muchos en esa línea se explica la existencia de tal variedad de bandos en pugna. El texto ruso hace especial hincapié en mantener la integridad territorial del país y este es un motivo de discrepancias ya que los opositores al régimen y otra facciones en lucha, impulsan la división del país como forma de aislar los conflictos étnicos y religiosos. Esta propuesta constitucional también propone preservar al país como un estado laico y democrático, donde los ciudadanos elijan su gobierno en plena libertad y atendiendo el derecho internacional.

Según el sitio sitio del European Strategic Intelligence and Security Center, en la constitución propuesta por Moscú también se estampa el compromiso a rechazar y combatir cualquier forma de terrorismo,lo que implicaría que las partes firmantes se comprometen a luchar a grupos radicales como Estados Islámico y Al Nusra. Este punto fue a lo largo del conflicto iniciado en 2011 un motivo de debate ya que costaba determinar de qué luchaban muchos de los grupos que pertenecían a la oposición. Esto llevó a que Estados Unidos tuviera que subdividir a los opositores a Bashar Al Asad entre opositores radicales y moderados, aunque la frontera entre ambos fue más bien móvil a lo largo del conflicto.

Si en lo previo un texto constitucional presentado por Rusia, aliado de Al Asad, parecía condenado al fracaso, fue mayúscula la sorpresa cuando comenzó a surgir cierto apoyo al mismo como base de discusión. El principal impulsor de este acercamiento fue Staffan De Mistura, el enviado especial de la ONU para Siria.

El diplomático sueco tomó como base ese texto y comenzó a tejer acuerdos en las conversaciones celebradas entre fines de febrero y principios de marzo en Ginebra, donde estuvieron representados además de los ya mencionados, las potencias europeas. De acuerdo a participantes de los opositores  “De Mistura propuso que se debatiera en la próxima ronda tres temas principales: Gobierno, Constitución y elecciones”.

En declaraciones a la prensa el representante de ONU se mostró coincidente con el texto ruso en cuanto a que “Siria será un Estado democrático y laico basado en pluralismo político, supremacía de la ley, división de poderes, independencia de jueces, protección de unidad nacional, reconocimiento de la diversidad cultural de la sociedad siria, protección de libertades públicas, un gobierno transparente, inclusivo y responsable”.

El camino hacia una paz definitiva en Siria deberá transitar aún profundas dificultades, en especial por la contraposición de intereses religiosos, étnicos y hasta geopolíticos. Sin embargo, por una vez los representantes se han sentado a discutir sobre una propuesta y nadie se levantó de la silla.

Pese a esta tenue esperanza lo que aún apremia en la actividad de los grupos radicales que mantienen vivo el conflicto y el sufrimiento de pueblo sirio que, de acuerdo a ONU, desde el inicio del conflicto a tenido que enfrentar la muerte de entre 300 mil y 400 mil civiles.

You may also like

0 comments

Sign In

Reset Your Password

Email Newsletter